Transformación energética, el gran futuro de México

Transformación energética, el gran futuro de México

Un 40% de los hogares mexicanos se encuentran en situación de pobreza energética

Casi la mitad de la población en México no cuentan con los recursos energéticos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas o destinan gran parte de su ingreso para tenerlo cubierto; una imagen de la desigualdad para la población.

AMLO es un defensor del uso de la energía fósil. Es de amplio conocimiento que  el petróleo es un gran contaminante, es cada vez más escaso, con menos calidad y su valor comercial.. 

Se necesita apoyo para la transformación energética

Hace un par de semanas el precio del petróleo tenía un desplome en su precio a raíz de la crisis causada  por el COVID-19. Si a esto le sumamos la crisis ambiental, son dos razones de peso que hacen posible el cambio al uso de las energías renovables..

Con la energía renovable, las cuales son accesibles, limpias y contamos con suficiente para hacer un cambio drástico en la calidad de vida de la población y frenar el cambio climático.

México cuenta con abundantes recursos solares y eólicos, pudiendo generar el 100% de la energía consumida por toda su población, llegando a tener capacidad de ser exportada. Así lo asegura el informe «El potencial renovable de México«.

Finalizando 2015, en México se incremento un 6.6% la generación de renovables con respecto al periodo 2014 llegando a los 17 mil 140.4 MW. 

Bastaron 10 años, entre 2005 y 2015, para que  la energía eólica llegará a  104.7% anual de expansión en capacidad instalada. Por otra parte la energía hidráulica presenta la mayor concentración en la participación total de capacidad instalada con fuentes renovables.

Las energías renovables adicionaron 24 mil 296.5 MW a la capacidad total y tendrán en conjunto poco más del 32% de la generación de energía eléctrica total para el 2030, asegura SENER.

Valor económico, otra razón para la transformación

Los precios han mostrado una tendencia a la baja constante en los últimos 10 años, tendencia que continuaría con la masificación de la producción. Esto es un gran aliciente para el gobierno, pero actualmente el costo de instalación de un sistema fotovoltaico sigue siendo uno de los obstáculos más grandes para su acceso.

El gobierno debe incentivar mecanismos de financiamiento para fomentar el acceso a este tipo de tecnologías. Un gran plantamiento es destinar los recursos a subsidiar la energía fosil al apoyo de la energía renovable.

Los mexicanos juegan un papel fundamental para dicho cambio. Obligando al gobierno a dar mejor uso de los recursos destinados a la energía y dar a la población la alternativa más económica, con mayor potencial y respetando el medio ambiente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*