¿Qué hábitos mejoran en el consumo de un termo eléctrico?

Alcalá tendrá viviendas que se beneficiarán de un proyecto de energías renovables

En realidad, no es posible establecer un estándar acerca de cuanto consume un termo eléctrico. Cada modelo es distinto. Asimismo, el costo de la energía varía dependiendo de la compañía eléctrica, la provincia donde vives, la época del año e incluso el horario que utilices el agua caliente. Sin embargo, esto no significa que no exista forma de determinar cuanto consume un termo eléctrico en particular. Y es que existen dos procedimientos sencillos para calcular el consumo aproximado del termo eléctrico de tu elección:

Primer método: comprueba la cantidad de vatios por hora que requiere la resistencia del termo eléctrico para calentar el agua. Multiplica dicha cifra por el número de horas que trabajará el termo eléctrico durante el día y el resultado por el precio del kW hora. Puedes revisar el cargo en tu factura de la luz. Finalmente, el consumo mensual del termo eléctrico se obtiene tras multiplicar la cantidad obtenida por treinta.

Segundo método: consulta el número de kW que emplea al día (kW/día). Hallarás esta información en el manual del calentador eléctrico. Multiplica este valor por el precio del kW hora, y la cantidad resultante por treinta, para obtener el consumo mensual del termo eléctrico.

Recomendaciones para un consumo responsable de ACS

  1. Instala un calentador híbrido: es seguramente la alternativa perfecta para quienes viven en un clima templado (frío en invierno y un poco cálido en verano). El bajo consumo del termo eléctrico se debe a que buena parte del calor que necesitan para elevar la temperatura del agua lo toman del mismo ambiente. Si lo comparamos con el consumo aproximado del termo eléctrico convencional, los modelos híbridos te permiten economizar un 60 %.
  2. Presta atención a la capacidad del termo eléctrico: el termo recomendado para ti será el que supla de manera adecuada la demanda de agua caliente de los miembros de tu hogar y tus necesidades de consumo aproximado del termo eléctrico. Al hablar de la capacidad del termo eléctrico, debemos considerar dos factores: los litros que puede almacenar el tanque y el tiempo que le toma calentar el agua.
  3. Determina de forma realista el total de agua caliente que se requiere en tu hogar: deja un margen razonable para enmendar cualquier error de cálculo. Verifica la capacidad del termo eléctrico para calentar todo el contenido. Los minutos que tarda en calentar el agua a temperatura ambiente. Ten presente que se trata de una estimación que te llevará a obtener el consumo aproximado. El tiempo real depende de la temperatura original y de la que deseas alcanzar. Asegúrate de que el equipo trabaje lo suficientemente rápido como para permitir que todos los usuarios reciban el suministro que les corresponde.
  4. La duración de la garantía: por regla general, se puede identificar qué tan serio es un fabricante y qué tan bueno es su producto por la garantía que ofrece. Esto es completamente aplicable en la industria de los calentadores que se venden en tiendas reconocidas. La cobertura por fallos y desperfectos suelen comprender entre tres y doce años. De ser posible, te recomendamos comprar un modelo cuya protección supere los diez años.
  5. Modifica los hábitos: sea cual sea tu estrategia para limitar el tiempo de funcionamiento del termo eléctrico, tendrás que adaptar tus hábitos para beneficiarte del bajo consumo de los termos eléctricos. Por ejemplo, los miembros de la familia pueden ponerse de acuerdo para ducharse dentro del mismo horario.
  6. El horario determina el consumo final: aquellas familias cuya tarifa de luz contempla la discriminación horaria tienen una ventaja inesperada relacionada con el bajo consumo de los termos eléctricos. Temprano en la mañana y tarde en la noche existen lo que se conoce como períodos valle. Se trata de intervalos específicos de tiempo en los que el precio del kW hora tiene descuento. Son estos momentos del día en los que los usuarios deben de aprovechar.
  7. Reducir la potencia del agua: limita el volumen de agua de los grifos y de la ducha instalando difusores en cada uno de ellos.
  8. Aprovecha el aislante para optimizar el consumo: el aislamiento de muchos termos eléctricos les permite conservar la temperatura sin necesidad de generar calor de forma indefinida. Si añades un recubrimiento extra alrededor del cilindro, amplificarás la capacidad del termo eléctrico para preservar el calor. Gracias a este sistema, puedes disfrutar de agua caliente incluso horas después de haber apagado la unidad y, a su vez, conseguir un bajo consumo del termo eléctrico.
  9. Ajusta la temperatura para reducir el consumo: aunque este valor depende de las preferencias de cada persona, 45 °C es la configuración más recomendada para obtener un bajo consumo del termo eléctrico.
  10. Evita el uso continuo: se estima que el consumo de los termos eléctricos que están funcionando de forma permanente es 50 % mayor al de los equipos que se utilizan de manera discontinua. Por lo tanto, es mejor encenderlos solo cuando sea realmente indispensable. A fin de hacer un eficaz consumo del termo eléctrico, te sugerimos establecer un período durante el día en el que el termo eléctrico estará funcionando. Fija un horario para encenderlo y otro para apagarlo.

¿Son los calentadores instantáneos una buena solución para el ahorro de consumo?

Este tipo de calentadores permite disponer de un caudal de agua caliente de manera instantánea. A diferencia de los termos de agua que funcionan por acumulación, con este sistema la disponibilidad será ilimitada, ya que únicamente necesitamos tener corriente eléctrica. Para poder hacerte una idea un poco más clara de cuál puede ser la mejor opción de ACS en nuestra casa te dejamos la siguiente tabla comparativa:

 

Calentador de gas Termo eléctrico Calentador eléctrico instantáneo
Sin depósito de agua Con depósito de agua Sin depósito de agua
Además de enchufarse necesita suministro de gas Necesita corriente eléctrica Necesita corriente eléctrica
Agua caliente ilimitada o mientras dure el suministro de gas Agua caliente limitada por la acumulada en el depósito Agua caliente ilimitada
Recomendable para un consumo de agua elevado, como en las familias numerosas; al menos con gas natural El abastecimiento de agua en número de personas depende de la capacidad y la potencia Recomendable para un consumo de agua no muy elevado.
Consumo eléctrico bajo Consumo eléctrico elevado Consumo eléctrico elevado

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*