AMLO pone en riesgo la soberanía en energías renovables

AMLO pone en riesgo la soberanía en energías renovables

México pierde el liderato en energías renovables en menos de dos años

México perdió su liderato en energías renovables debido a la búsqueda de la soberanía energética por medio de combustibles fósiles, una medida donde el gobierno de AMLO pretende el rescate y regreso dominante de las empresas estatales.queda

Un 85% de México es óptimo para proyectos de energía solar, además de una oportunidad para que  se convierta en la séptima potencia mundial en esta materia.

En el caso de la energía eólica, México cuenta con un potencial de 50,000 MegaWatts (MW), cifra superior al pico de demanda eléctrica del país.

AMLO está centrado en sus intereses y en su rechazo a las renovables por aspectos como “la estética”.

Ya son varios los sucesos que muestran los intereses del gobierno. En diciembre de 2018 AMLO ordenó al Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) la cancelación de la cuarta subasta eléctrica.

Recordemos la crítica que realizó AMLO a la instalación de infraestructura eléctrica en la región de la Rumorosa, en el municipio de Tecate, Baja California en 2015.

“Esa zona natural, única, extraordinaria que deberían de cuidar, ya ahora instalaron ventiladores para generar energía eólica. Eso es un absurdo. Por beneficiar a unos cuantos se afecta un área natural. ¡Qué cosa más bella que la rumorosa! ¿Por qué no cuidarlo?”.

Energias renovables Vs Energias fosiles

Son varios los desencuentros ocurridos entre el gobierno de AMLO y el sector privado; empresas como IEnova, TC Energy y Carso Energy son algunas de las afectadas por las medidas del gobierno.

El último desencuentro ha ocurrido en plena contingencia sanitaria por la pandemia de Covid-19, ya que las autoridad federal decidió limitar la operación de las centrales de generación de energía eléctrica por fuentes eólicas y solares.

Bajo el argumento de darle confiabilidad al sistema eléctrico nacional durante la emergencia sanitaria de coronavirus Covid-19, el Cenace y Sener publicaron acuerdos para ordenar la operación del sistema con disposiciones que limitan a las centrales privadas solares y eólicas.

La polémica escaló porque el documento de Cenace particularmente suspendía las pruebas operativas de plantas de energía renovable porque se ponía en riesgo la operación del sistema.

La iniciativa privada, desde el Consejo Coordinador Empresarial hasta la embajada de Canadá y la Unión Europea se opusieron porque ponían en riesgo las inversiones realizadas en territorio mexicano para favorecer plantas convencionales de CFE, que utilizan combustibles más caros y contaminantes, como el carbón y combustóleo, un derivado del petróleo alto en azufre.

Mientras el Cenace se reorganiza y plantea estrategias legales para contrarrestar al sector privado, la industria de energías renovables pide al gobierno que se cumpla el marco legal vigente y se utilicen los canales públicos para revisar el marco técnico del sector eléctrico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*